23 ago. 2009

no hay futuro en nuestro pasado

Hace unos días, salió publicado en la prensa libre un articulo del Dr. Eliseo Valverde Monge llamado “vestir bien y tener buenos modales” (21/08/09) en el cual don Eliseo se expresa de manera muy tradicionalista y conservadora sobre algunos temas que me llamaron la atención quizás por mi condición de joven, expresiones como “hace muchos años, las personas que habitábamos Costa Rica lucíamos limpios … teníamos buenos modales …” o “ esta juventud … tiene una imagen fuera de contexto para los lugares que se encuentran” y quizás la mas prejuiciosa (que son varias pero me limito a referirme a estas tres ) “ no podemos apartarnos entonces que la imagen exterior de una persona habla sobre la misma” .
Como lo dice un famoso narrador internacional “no hay futuro en nuestro pasado”, deberíamos de ver hacia delante, buscar la soluciones en nuestro presente, desechar moldes mentales caducos para poder construir una buena edificación en el futuro, el mirar siempre hacia atrás, lamentarnos por lo que se fue, añorar nuestros logros pasados es mediocre y produce un estancamiento mental en las personas, porque las hacen pasivas y estáticas.
El estancamiento mental viene de la mano con el prejuicio y la comodidad, “por comodidad, englobamos bajo el mismo termino a las gentes mas distintas y por comodidad también le atribuimos crímenes, acciones colectivas, opiniones colectivas” (Maalouf Amin, identidades asesinas), los prejuicios están presentes en cualquier persona, sin importar condición social y se manifiesta cotidiana mente, pero, hay que ser atento para poder dar la voz de alerta para que la podamos cortar de raíz.
Cuando pienso y reflexiono, lo hago de forma “socialista” (para nada me estoy refiriendo a la corriente política), es un concepto personal, por ejemplo, cuando me refiero a “la diversidad y su alto valor al enriquecimiento personal”, lo llevo a todos los ámbitos sociales de mi vida (sea música, literatura, comida, pensamientos) y así me enriquezco mas como persona.
Pero, usted amigo lector seguramente se estará preguntando “¿que tiene que ver esto con la imagen personal de las personas?”, pues déjeme decirle que tiene mucho en común, si dúdanos de alguien por solo su manera de vestir ¿no es esto tan solo la punta del iceberg de un gran prejuicio?, ¿será que somos prejuiciosos tiempo completo y no lo aceptamos? Debemos de ser mas abiertos mentalmente y no juzgar el libro por su cubierta, los malos hábitos de hoy, la mala educación no es algo que se relacione análogamente con los jóvenes porque estas manifestaciones de conducta son simplemente el producto de nuestros errores cometidos por la familia y la sociedad (que al final somos todos los adultos y jóvenes), no hay tiempo de lamentos y lloriqueos, hay mucho por hacer. Maalouf tiene una hermosa frase que deberíamos tener escrita en nuestras agendas o en un papel escrita a mano y de colores llamativos para ponerla en nuestros refrigeradores para que no se nos escape a nuestra vista, la cual encierra, quizás, mi intención a la hora de escribir este articulo y dice “pues, es nuestra mirada las que muchas veces encierran a los demás… y es también nuestra mirada la que puede libelarlos”.

14 ago. 2009

Candy wray

Es curioso como a veces nos damos cuenta de la existencia de alguien por sus rastros menos significativos, quizás un pedazo de papel con su nombre, una billetera o cantera, una medalla estilo ejército con el nombre de la persona grabada en el frio material. Pues, por suerte hubo un acontecimiento esta mañana, parecía un día más dentro de la gran jornada llamada vida cuando mi padre vio algo en el sucio asfalto
-mira!, alguien se le cayo este llavero
Parecía un hecho sin importancia (algunos lo hubieran dejado botado por su falta de belleza) pero antes que le pasara esa idea por la cabeza de dije que me lo diera, lo examine por algunos segundos, pude leer que estaba grabado el nombre de Candy Wray 24/21/07, posiblemente fuera de una estudiante de los colegios que hay cerca de Guadalupe.
Ya estando metido en mi jornada rutinaria, me puse a sacar algunas hipótesis, la fecha es de una navidad pasada (24 de diciembre) del 2007, se me viene a la cabeza la escena en donde Candy le pide al señor que le ponga su nombre y sin mas que ponerle opta por la fecha de ese día, el señor es quizás unos de los tantos chínamelos que hay en las fiestas o en las calles los diciembres de cada año. Me entra fugazmente una sonrisa en mi rostro en pensar que haya cuidado el llavero durante mas de 3 años para que, en una mañana cualquiera se des haya desprendido del bolso para perderlo en las calles guadalupanas, me imagino su rostro lleno de una tristeza dijera, exclamando que para variar le ocurre esto hoy, siendo este día súper pesado en el colegio o universidad (puede ser una joven universitaria o una mujer adulta).
Pero gracias a este suceso me puse muy auto reflexivo tratando de ver un poco hacia mis adentros, pensé en las muchas cosas que no le tómanos importancia en nuestros días cotidianos por estar pensando en el porvenir, tratamos de vivir en el futuro pero descuidamos nuestro presente el cual es importantísimo porque el presente es el estado de tiempo el cual podemos vivir absolutamente todo, podemos arreglar, gozar y amar mas, si valoráramos el presente mas que el futuro, viviríamos mas plena nuestra existencia. Gracias a un frio metal con un nombre pude recordarme a mi mismo y despertar por un lapso largo de tiempo, pude vivir ese momento plenamente, ahora me siento de cierto modo mas feliz y consiente de mi ser interior, pero tal ves ella a estas horas de la noche estará en casa, viendo el partido de la selección nacional de futbol, con ojos de ansiedad y su rostro iluminado por los tenues rayos de luz salidos del televisor, en estos momentos ya no estará pensando en el bendito llavero, seguirá en el sueño de los despiertos, pensando en el mañana….

11 ago. 2009

como ser feliz?? - segunda parte

Hola mis queridos internos, hermanos y colegas!
Se me hizo tarde para la entrega de esta segunda parte, la investigación tomo otro rumbo completamente distinto a lo pensado y termine leyendo cosas que no venían al caso para nada, pero eso no significa que no me hayan servido para algo … en fin, desde mi punto de vista, el hikikomori es un fenómeno causado por la ausencia de buenos modelos sociales y la deshumanización de la especie, me explico, al decir que hay ausencia de buenos modelos me refiero a que la sociedad toma como ideal al profesional exitoso que posee un status social elevado, es decir, alguien capaz de generar y gastar mucho dinero, mientras mas se gaste, mayor será el respeto que le tendrán a uno dentro del grupo social .. mas o menos esta planteada esta noción de individuo en el Japón de ahora (y en Algunas partes del continente americano), se deshumaniza cuando el individuo cae en este circulo vicioso el cual consiste en matarse trabajando (casi literalmente) para poseer un nivel de gasto aceptable, la presión de la sociedad, el maldito “que dirán” termina dominando a los japos causando la ausencia casi total en la crianza de sus retoños, se rompe algo importantísimo en el crecimiento y desarrollo psicológico y mental del niño: las figuras maternas y paternas.
Pero no solo estos últimos factores deshumanizan al hombre, la sociedad y la tecnología juegan también un papel importante en todo esto. Pongámoslo de este modo simple, si la familia falla obviamente la sociedad que surge de la familia también por consecuencia de la repetición a gran escala de los problemas que tiene el núcleo familiar japonés, la tecnología también aísla a los miembros de estas familias, un ejemplo es quizá el anime Laín, en donde la tecnología a isla a toda una familia y la única comunicación que hay es atreves de chateo o correos electrónicos, las redes sociales, Hotmail y Messenger forman parte de esta cultura la cual es mas fácil y cotidiano entablar conversación con alguien no físico, second life (el famoso juego en línea el cual uno puede crear avatares para vivir en un mundo virtual) es quizá otro escape de la realidad tan dura que viven la juventud de ahora, sin padres y sin muchos amigos pero con mucha tecnología!!.
¿Pero que tiene que ver todo esto con la felicidad y el hikikomori?, pues todo lo anterior crea una inmensa soledad y infelicidad, así es aunque otros crean que no es así, para ser feliz no hay que tener presión, como dijo un gran pensador “hay una especie superior de hombres … que no le gustan las carreras… esa especie de hombres tiene tiempo, se toma tiempo, no piensa en acabar, a los treinta años se es precisamente niño (Nietzsche) “ no hay que limitarse a una un solo norte en nuestras vidas, el que se limita se esta condenando la vivir una continuidad, “la continuidad solo puede llevar a la estática, a la extinción, a la podredumbre. Todo lo que no se mueve se consume, se muere, se envejece en el peor sentido de la palabra quien acepta que ya no tiene nada que descubrir el (William eduarte)”, para ser feliz hay que ser sencillo de alma y corazón, no querer cosas porque hay que querer lo que se tiene, ser mas humano y hermano, para que tener todo en este mundo si vas a terminal solo, quizás el secreto sea el amor, ahora lo entiendo pero no necesariamente amor hacia otros sino amor hacia uno mismo porque ¿Cómo puedo amar a otros si en realidad no me amo a mi mismo?
Para terminar unas palabras del filosofo Bertrand Russell “a medida que el hombre se industrializa y se hace mas metódico, ya no puede experimentar esos placeres espontáneos de que se goza en la infancia, porque siempre esta pensando en “lo venidero” y no se entrega al momento presente”.