23 jul. 2010

Amor quijotesco




La locura mas grande que comete cada día la humanidad desde los tiempos ancestrales es enamorarse, por desgracia amigos míos, el amor me seca el corazón y lo vuelve algo inerte, se vuelve una cosa muerta dentro de un organismo vivo, el amor me condena aun calvario diario que culmina en mi crucifixión, siempre son las sin pares las que me dan la estocada final en mi pecho, ¿porque este corazón de arlequín debe sufrir tanto?, todo me parece un mal chiste, todo el humor negro que posee la vida va dirigido a este arlequín de la triste figura, mi rostro ya esta deforme, cada mañana veo en el espejo a un hombre distinto, mas demacrado, reír ya no es habitual, el sol no calienta mías praderas las cuales en antaño florecían con las más hermosas rosas del pueblo, el tiempo recorre tan lento para mi ¿un castigo más?, ¿cuanto podrá resistir una mente tan frágil como la mía tanta angustia y desamor?, ¿Por qué me quiebro en mil pedazos cuando tu imagen llega en mis delirios? Corro como loco, dispuesto a luchar contra esos espectros provenientes de mis más oscuros pensamientos y recuerdos, pero ya no poseo la fuerza de ayer, siento que cada partícula de mi ser se esta apagando, me siento livianito, como una hoja seca de aquel árbol que en vida fui, solo algo sigue igual desde aquel día: mis lagrimas aun frotan y es lo único que me recuerda que soy humano aun… que quijotesco es amar… para verte con las manos marchadas de la sangre de mi corazón.