28 nov. 2011

En el Alba

A veces las pequeñas malas situaciones que he vivido asemejan a pequeñas gotas de agua que tarde o temprano rebalsan la copa, cuando eso ocurre me siento en el medio de un pantano denso, que cada movimiento provoca mi hundimiento, es estresante...

Lo peor es que esas pequeñas cosas son detonantes provenientes de mis allegados, gotas insignificantes, como todo lo que proviene de los “otros”, con razón un gran pensador dijo que la lucha de clases es el reflejo del odio que tiene en sus adentros el hombre hacia su propia raza…

Deseos
Desearía irme dejos, reiniciar en otro lugar, aventurarme en otras tierras, ser un hombre desconocido para quienes me rodean…me encanta esos deseos tan tontos y ajenos a la realidad, es como creer eso solucionaría todo, o refugiarme en escusas prefabricadas…

También desearía no ser el idiota sentimental que he sido hasta el día de hoy, ser más solitario, no hablar, vivir aislado para estar solo con mis escritos y pensamientos… un deseo imposible...
La gente nunca están cuando unos las necesita, mi forma de ser las ahuyenta y por consecuencia nadie se toma el tiempo de comprenderme, escucharme o hacerme compañía…en fin, nada nuevo, soy solitario por imposición.

Desearía que eso no me importara… ese deseo si es humanamente posible.
Al final todo es un chiste, quizás aun tendré que seguir por mi camino si llegar a comprenderlo hasta que el final de camino se vea al horizonte, quizás en ese momento comprenda el chiste y podre reírme