10 oct. 2010

varias reflexiones



Cuando se habla de la homosexualidad como un derecho eso indica que los valores de la sociedad han caído, han muerto una parte de la moral que nos definía, como por ejemplo, la sociedad mundial 8tomoando en cuenta la globalización) los ticos son de naturaleza “copiona” , copian lo negativo y subestiman lo bueno, deberíamos concientizar (ajeno a las tendencias religiosas que poseamos) que la homosexualidad es una prevención y negación de la norma, va contra la naturaleza biológica del ser humano, entonces pues, no es un tema que se debiera apoyar tan a la ligera, el famoso “orgullo gay” es simplemente el deseo morboso de explotación de su anormalidad, por favor, no seamos tan permisivos en estos temas, claro que existe el respeto hacia otros ciudadanos pero tampoco disfracemos nuestro conformismo con una falsa aprobación.
El hombre es portador de maldad, todos las perversiones son originarías del genero masculino, a diferencia de las mujeres (aunque ellas también están llenas de maldad o perversión aunque, entre mas masculinizadas sean, mas probable es que se manifieste esa perversión), el hombre posee impulsos de muerte y de vida, como lo planteaba Freud con el Eros y Thanatos, es por medio de la cultura que el hombre se aleja del impulso de muerte, pero en nuestra sociedad consumista, inmoral, en la cual el Dios de antaño, el Dios de nuestro antepasados ha muerto, el hombre esta libre de cometer atrocidades, una violación de una niña de 15 por las manos del mismo padre, cuando esa niña te dice “a quien debo amar?, si al que conozco como padre me ha hecho este daño” te dan ganas de asesinar ese puerco pero eso automáticamente te haría parte de esta onda de muerte que esta presente en nuestra actualidad, todos poseemos un Dios y un Demonio en nuestros corazones, ningún hombre es de fiar.
En fin, no tratemos de justificar nuestras perversiones y maldades con una aprobación o “tolerancia”, solo piensen en que país nacerán sus hijos, a los que estarán expuestos.
Sobre la polémica de si Dios existe o no, solo aportare esta frase que lei en un articulito que me encontré en estos días “la religión y la ciencia no tienen que ser hostiles entre sí, pero podemos dejar de tratar de juntarlas”.