20 ene. 2011

El viaje

Vuelvo a emprender el viaje en solitario, al principio extrañe la compañía de mi viajera, los días su ausencia se me fue haciendo normal, me llegue a acostumbrar a viajar solo por los caminos que recorríamos juntos, todas las rutas me traen recuerdos , aquella esquina que solía esperarla, aquella cafetería que solíamos pasar … esa parada de autobuses en la cual la acompañaba para que se fuera a su casa…todo eso se está perdiendo a pasar los días, no cabe duda que el pasar del tiempo tare sus beneficios en la memorias de algunos tipos como yo….
Seguiré mi rumbo, seguiré viendo pasar a personas que quizás tenga un destino similar al mío, unas serán mi compañía de viaje, otras serán pues conocidos de estación, lo que estoy seguro es que todo eso tarde o temprano caerá sumergida en las arenas del tiempo, todos esos rostros y lugares quedaran cubiertas por esas arenas que no se detienen….quizás sea el paso del tiempo el cual cura los espíritus heridos.