17 ene. 2011

pandora

Desde mi más temprana edad me deje llevar por mis fantasías que brotaban cada vez que oía y leía los relatos históricos o populares de los egipcios , no puedo negar mi excitación por la exposición de piezas egipcias que estaría en el museo en estos primeros días de verano.
Era el momento que poder ver de cerca la pieza que mas me llamaba y robaba mi atención desde que era un pequeño niño ¨ratón de biblioteca¨; la momia de la sacerdotisa pandora, según mis investigaciones (las cuales realice con gran amor y pasión hacia mi ocio pero sin llegar nunca a ser una investigación demasiada seria) ella fue una de las más importantes sacerdotisas de su época que murió de forma trágica en pleno apogeo, según las descripciones ella era de una increíble belleza, pequeña de estatura, grandes pero bellos ojos que hechizaban a sus súbditos, unos labios rojos como la sangre pero bellos como el amanecer … las representaciones que han sobrevivido durante los siglos han alimentado mis mas grandes fantasías en tributo a esta bella mujer, en mis más profundos sueños la veo mirándome de forma intensa, su piel canela brilla quizás por los aceites ceremoniales, sus ropas ajustadas hacia su firme pero pequeño cuerpo dibujan la silueta de sus firmes senos … es una mescla de sexualidad y poder, mi sueño siempre termina como si alguien me golpeara por atrás …quizás en mi vida pasada haya sido parte de un sacrificio realizado por ella..Quizás, quizás mi alma ha guardado ese instante que ha sobrepasado muchas otras vidas en el ciclo de la vidas y reencarnaciones hasta llegar a mi presente por lo significante y impactante que fue. Los conocimientos que poseo sobre los ritos son muy reducidos, en esa área me considero un ¨fan boy¨, pero, quizás ese momento este congelado en el tiempo o siga viviéndose en algún plano existencial alternativo, pandora podría seguir viva rodeada de sus s creencias, dioses y ritos…como reza una frase descifraba en la tapa superior del sarcófago de la momia de pandora ¨sin principio ni fin¨….