11 dic. 2011

Diciembre y sus reflexiones

Ya estamos llegando a la mitad de diciembre, San José se convierte en el lugar más sucio, incomodo y lleno de gente en este país (acaso no es así durante todo el año?), árboles navideños, colachos y muchas otras cosas de afuera llenan los ventanales de los negocios. Pero no todo es malo, sucio y materialista durante este mes: vienen las vacaciones, las reuniones con los viejos amigos o familiares que no has podido ver durante los anteriores 11 meses, eso es posible a la milagrosa magia que hace que las personas se quieran un poquito más de lo normal durante diciembre.




Pero bueno, tengo mis novedades literarias: gracias a la Librería Internacional tengo en mis manos dos ensayos de Albert Camus: ¨el hombre rebelde¨ y ¨el mito de Sísifo¨, dos obras que todo literato debería tener en su colección personal y tengo la fe de leerlas en mis vacaciones, la Librería Duluoz merece una mención en estas reflexiones por ser una nueva ventana literaria, la joven que me atendió (muy amable) posee una cálida sonrisa la cual es encantadora y sus ojos tienen ese brillo especial que produce el placer de hacer lo que se ama, próximamente hare una que otra compra en esa pequeña librería la cual es una grande alegría para muchos.





Próximamente cerrare mi año 24 de vida con la satisfacción de haber conocido a mucha gente valiosa y de haber compartido mucho tiempo con los que considero mis amigos(as). Cada sonrisa, lagrima, alegría y tristeza ha valido la pena, todo los momentos que he vivido durante este año se quedaran en mi corazón y los recuerdos me harán ver que he sabido vivir conforme mi filosofía, esto último es lo que me llena mas de satisfacción.

Pues cierro este post con una frase pequeña pero con una grandeza inmensa la cual quizás resuma un poco mi visión de este año:

¨mediante el trato con sabios y artistas, en ocasiones descubrimos en un sabio notable un hombre mediocre, y en un artista mediocre, a veces, un hombre muy notable¨ Nietzsche