17 abr. 2010

tormenta y paz

En estos dias se desato una tormenta de emociones, frenéticas ráfagas de energía sacudían mi cuerpo hasta que algún punto, todo volvió a su cause. No es que, "volver" a la “normalidad” sea negativo, es algo positivo para mí, eso demuestra que ya he pasado una etapa más, de la cual pude aprender aun más sobre mi mismo.
Todos pasamos, sentimos e interiorizamos cada crisis de manera distinta, lo primordial es saber sacar provecho a todo lo negativo que nos pasa, nunca dejarse vencer, pelar hasta las últimas consecuencias. El humano es un ser insatisfecho por naturaleza, nunca estará conforme con las cosas, puede estar súper bien, pero en su interior esta presente aun la disconformidad, por tal “razón”, es importante conocerse a uno mismo, aunque sea algo de nunca acabar porque cada persona no es nada definido, aun a pesar de todos los años que se viva, aun el humano esta en construcción. Sus necesidades las llenara de diversas cosas: sexo, amor, bienes materiales, conocientos, y hasta de religiones. Lo importante es saber orientar esas necesidades, explotarlas, para que la sociedad que deseamos se encamine hacia un rumbo de bien, se debe crear métodos para saciar siempre a las personas, es puro conductivismo pero es un mal necesario, la masa no sabe lo que quiere pero es mas sano hacerlos capacitar, darles nuevos horizontes para que sean hombres y mujeres con criterio.