22 abr. 2010

La libertad sexual ...

Para mi no es molesto saber que hay homosexuales, lesbianas o bisexuales en las calles, todo lo contario, todos somos hijos de Dios y por ende somos cada uno de nosotros personas únicas, el "problema" radica en el uso de nuestra libertad, si yo soy feliz, por ejemplo, viviendo mi homosexualismo o mi bisexualidad ¡que necesidad tengo de gritarlo o demostrarlo al todo el mundo?, ¿para que alimentar el morbo de la población de esa manera? No importa lo que diga las religiones o los códigos morales, pero el morbo es malo en si, contamina a la población, es algo adictivo, la hace bruta y ciega ... vivan su vida gais, bisexuales del mundo pero, por favor, no sean tan gramáticos, de igual manera, hombres y mujeres, no sean explícitos en sus encuentros sexuales, placeres de una noche de fiesta o algo parecido, pará que alimentar tontamente el morbo a otros que están hambrientos de la morbosidad, la sociedad ya esta e por si bastante bruta y mal para que se embrutezca aun mas ....