7 sept. 2010

Paola




Las mujeres son como destellos de luz para las oscuras vidas de algunos hombres, la chica de este relato es una de ellas. A Paola la conocí en una tarde calurosa de abril, aunque ese primer acercamiento fue muy indirecto, ella tenia algo que me llamo la atención de todos mis sentidos, no fue por su sexualidad o forma de vestir y hablar, fue algo más sublime y difícil de describir, aun hasta el día de hoy no he podido concluir que tiene Paola… ese día no le aparte la mirada, al verla me entraba una gran curiosidad sobre su pasado pero lo hacia de tal forma apara que ella no me sorprendiera viéndola porque incomodarla era mi gran temor ..
A los días aun tenia ese “clavo” , no podía resolver el misterio que significaba Paola, había analizado que no era atracción sexual o deseo, era como que me haya robado una pieza de mi rompecabezas, esa tarde ella se llevo algo de mi, creo que ella es unos de los arlequines que te dejan marcados … es un arlequín lleno de colores y de alegría, sus bellos ojos celestes es una muestra de su esencia … en fin, la arlequín llamada Paola tiene el don de alegrar a payasitos tristes como yo.