21 nov. 2010

Al diablo con el diablo (basado en el reportaje de Geraldo al guss)

De mi infancia no recuerdo que mis padres nos impusieran un temor hacia la figura de Satanás o de mismo Dios, de alguna manera fuimos los típicos católicos (sin caer en extremos), si tenemos la noción desarrollada del bien y el mal (aunque en un juicio por asesinato en estos días se pusieron a discutir si un adolecente tenia esa noción desarrollada o no),y sabíamos que había hacer el bien simplemente por que era un bien en si mismo, así crecimos y fuimos rectos hasta la fecha, ahora bien, quizás por esa falta de entrega hacia la religión creo esa imagen tan fría o poca importante de Satanás en nuestras vidas, A “don sata” como lo llamaba el famoso comediante Cantinflas en su parodia del infierno “un día con el diablo” nunca ha ocupado ese lugar tan relevante en mi vida, quizás porque desde muy niño he sido muy racional y nunca he caído en extremismos ideológicos.
Si bien, como lo comenta Geraldo en su articulo, que la imagen de Satanás tomo fuerza en la edad media por la manipulación de las monarquías, “la obediencia al rey y a Dios es absoluta, mientras que el temor al Diablo y al Infierno es utilizado para controlar a la sociedad”, y prosigue Geraldo señalando que “se aseguraba que las personas que no estaban de acuerdo con el rey, eran enemigos de Dios y, por consiguiente, a favor del diablo”. Como lo he mencionado en otras oportunidades, las religiones siempre han manipulado la noción del pecado como forma agazapada de control y alineación de sociedades, pero no todo es negativo, digamos que todo esto esta lleno de matices y depende de la mírala del espectador para que estos vena lo bueno o lo malo de esta lógica, yo solo estoy simplificando lo que para mi es la noción del pecado atreves de la historia de la humanidad. Ahora bien, con la legada de la razón y la superación del modelo de la edad media, el diablo perdió su posición de poder en las sociedades, el diablo pasa a ser algo mas interno, mas relacionado con el lado oscuro del alma de los hombres, así pues, la imagen de Satanás se vuelve como modelo de lo no correcto, y la anarquía, otros lo ven como un ser pasional cegado por los sentimientos, (a veces los sentimientos son como demonios internos que nos atormentar y ciegan), toda esta imagen se ha trabajado especialmente en el rock, ósea, el rock desde sus inicios ha sido contracultura y por excelencia, su guerra contra lo establecido y las discusión de los modelos a seguir quizás personifique un poco la naturaleza o filosofía de Lucifer.
Quizás, estamos en un proceso de cambio mental en el cual, depende de cada individuo seguir los senderos que ellos hagan o escojan teniendo presente la armonía y el respeto hacia las otras ideologías, así quizás, Dios y Satanás estarán mas tranquilos XD



Geraldo al guss, “al diablo con el diablo”, en conozca más (revista) junio 2007, edición 18.06