8 dic. 2010

te esperare ..



La noche cae en una cuidad cansada y agitada, las mentes de los individuos navegan en mares turbulentos. Comienza a iluminarse las calles, tiendas y bares en la capital, Camino con la mirada perdida, mi cuerpo tiembla dijeramente por los fuertes vientos de un típico diciembre, corro, pero, ¿Por qué corro?, me detengo en una esquina con una excedente paronímica de la avenida central con la esperanza de verte… pero, ¿a quien espero?.... te espero a ti mujer.
Llegaste justo cuando menos te esperaba, no para mal, sino para bien, ahora tengo a alguien a quien esperar en esa esquina en este diciembre...