1 abr. 2011

amor y muerte



A nadie le ha provocado tanto dolor amar que a este pobre diablo, el amar ha sido un espada de doble filo que no he podido dominar, siempre recibo estocadas mortales en mi pecho, aun sigo vivo, porque la inmortalidad es mi maldición y condena por todos los malos actos cometidos en vidas pasadas, mil veces he ¨muerto¨ pero no logro descansar en paz, amar es morir…