23 oct. 2011

El día que Nietzsche lloro

Basado en la novela homónima del psiquiatra judeo-americano Irvin D. Yalom, la película trata sobre un Nietzsche atormentado por el desamor de la mítica Lou Salome la cual llega donde el prestigioso Josef Bauer para pedir que intervenga ante una inevitable tragedia para la humanidad: el posible suicidio del filósofo alemán.

La película nos traerá también la aparición de un joven llamado Sigmund Freud amigo del Dr., Bruer, estos dos según la novela, al tratar el caso Nietzsche consiguen darle una cierta forma a lo que en el futuro seria conocido como el psicoanálisis.

También hay que hacer notar que es una novela con elementos históricos comprobables (todos estos personajes si habitaron en el mismo plano temporal, Nietzsche si sufrió y se enamoro de Lou) pero no deja de ser ficción (cosa que no le quita para nada meditos).

Hay momentos bellos en la película, especialmente en los diálogos entre nietzche-bruer que son para mí, los momentos más disfrutados del film, para los que profesamos admiración y respeto al gran filosofo alemán quizás nos deje reflexionando los momentos en los cuales Nietzsche sufre y llora para desahogarse “sus lagrimas fueron libres” el Dr. breur dice una hermosa frase en ese momento: “que paradoja, el alistamiento existe únicamente si te alislas, cuando lo compartes se esfuma”….

Un film digno de verse.